América Latina, ¿lista para la llegada del 5G?